TODO SOBRE EL VOLANTE DE PLUMAS

(4)
Escribir un comentario

Conviértase en todo un experto sobre el volante de plumas

¿Se ha planteado alguna vez cuál es la diferencia entre un volante de plumas y uno de plástico? ¿O sencillamente se ha preguntado cómo están confeccionados? ¿Le gustaría impresionar a sus amigos con sus conocimientos sobre bádminton y especialmente sobre los volantes de plumas? Entonces, ha dado con el artículo indicado.

Volant badminton

 

Un poquito sobre su historia: los orígenes del volante de plumas

Han pasado ya dos siglos desde que el primer volante de plumas hiciera su aparición en Inglaterra, más concretamente, en un condado del sur de Inglaterra:Gloucestershire. Un grupo de oficiales británicos se encontraban reunidos en un castillo del duque de Beaufort. Se les ocurrió la idea de probar a jugar a un deporte de la India del que habían oído hablar: el «poona», que se practicaba con raquetas y una pelota muy ligera. Como no tenían ninguna pelota de estas características con la que jugar, cogieron el corcho de una botella de champán y le pincharon unas plumas. ¡Y esa es la historia del volante de plumas!

 

La concepción del volante de plumas

El volante de bádminton puede dividirse en dos partes, como hemos hecho en el diagrama que encontrará a continuación. Estas dos partes son las más importantes de un volante de plumas:

La base, generalmente de corcho. Es la parte que recibe todos los impactos de la raqueta.

La «falda» del volante, constituida por dieciséis plumas de oca o de pato. Los volantes suelen confeccionarse a mano.

 

Principales usos del volante de plumas

Cuando empezamos a jugar al bádminton, nos suelen recomendar usar volantes de plástico, o bien volantes de plástico con base de corcho.

Al contrario que estos dos últimos tipos de volantes, los de plumas son utilizados principalmente por jugadores que ya han alcanzado un buen nivel y consideran que necesitan dirigir las trayectorias de forma más sutil. Además, en prácticamente todas las competiciones se juega con volantes de plumas.

Antes de comenzar un partido, si se va a jugar con un volante de plumas, hay que probarlo para ver si la velocidad es la adecuada. Los volantes se prueban de la siguiente manera: hay que colocarse por detrás de la línea de fondo y golpear el volante. Si supera la primera línea de fondo del campo contrario, es probable que la velocidad del volante sea un poco excesiva. Puede optar por «romperle» una de cada dos plumas, o bien una pluma de cada cuatro. En el primer caso (1/2), el volante se ralentizará de manera bastante considerable. La segunda opción (1/4) es la que más se utiliza en los partidos, a fin de reducir la velocidad del volante de forma moderada. Le invitamos a usar la siguiente ilustración como referencia. Le ayudará a hacerse una idea de lo que sería un test de volantes: la raya verde indica que, si el volante se posa a este nivel, no hay necesidad de manipularlo. En cambio, la raya roja indica una velocidad excesiva en el volante.

 

Algunas cifras sobre el volante de plumas…

50 es el número de volantes de plumas que se pueden emplear durante un mismo partido (simple) de nivel internacional.

5g es el peso medio de un volante.

493 km/h es la velocidad a la que Tan Boon Heong llegó a propulsar un volante de plumas.

¡Con toda esta información, se ha convertido en todo un experto sobre el volante de plumas! Si quiere saber más sobre las grandes diferencias entre el volante de plástico y el de plumas, encuentre respuesta en el artículo «Pluma o plástico: elegir bien el volante de bádminton».

 

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuar
Escribir una opinión
IR ARRIBA